Italia Monza
 

 

               

 

 

Longitud
5.793 km
Número de Vueltas
53 (306.720 Km)
Número de curvas
10 (izquierda:4) (derecha:6)
Velocidad máxima
368 Km/h
Compensación línea de salida
309 m
Carga aerodinámica
low


Fecha de creación
1950
Primer Gran Premio de F1
3 Septiembre 1950
Gran Premio organizado
53
Capacidad de espectadores
115000

Organizador
Monza
Jefe de prensa
Paolo Montagna
Tel: (+39) 02 7745239
Fax: (+39) 02 781844
Informaciones:
Autodromo Nazionale Monza
Via Vedano 5
Parco di Monza
20052 Monza (MI)
Italy
Tel: (+39) 039 24821
Fax: (+39) 039 320324
Mejor vuelta
M. Schumacher - 1'21''832
(2003, Ferrari)
Mejor pole
J. Montoya - 1'20''264
(2002, Williams)
Pole 2003
M. Schumacher - 1'20''963 (Ferrari)
Podium 2003
1. M. Schumacher
2. J. Montoya
3. R. Barrichello

El circuito de Monza acoge la F1 desde hace años representando el terreno de juego preferido de los Ferrari ante su público. Es el verdadero GP nacional, por delante de Imola, en el corazón de los italianos.

El trazado es muy rápido, siendo las chicanes las únicas que interrumpen brutalmente la velocidad de los pilotos que llegaron a rebasar los 363 km/h en 1999. Fue hasta tal punto, que los enamorados del circuito como Alesi se preguntan si no era demasiado peligroso. En el año 2000 el circuito se cambió con una chicane más lenta al final de la recta que pasa delante de las tribunas.

En 1999, Hakkinen se salió de la pista tras cometer un error imperdonable, y ante millones de telespectadores, presenció la gran victoria de Frentzen con su Jordan.

En el 2000, dos importantes accidentes marcaron la salida, la segunda de ellas provocó la muerte de un bombero que estaba a un lado de la pista. Después de ser interrumpida por el coche de seguridad, Schumacher ganó con el Ferrari delante de Hakkinen y Ralf Schumacher.

En el 2001, Juan Pablo Montoya conseguía su primera victoria en la categoría. Ferrari consiguió el doblete en el 2002 delante de su afición, con Rubens Barrichello en primer lugar, seguido de Michael Schumacher. En el 2003, Michael Schumacher volvía a lo más alto del podio, después de seis carreras sin ganar, consiguiendo la 50ª victoria de Ferrari delante de los fans del equipo. El alemán aguantó la presión, y aumentó su ventaja a tres puntos sobre Juan Pablo Montoya, mientras Rubens Barrichello mantenía a raya a Kimi Raikkonen, consiguiendo la tercera posición.