ALONSO RASCA UN PUNTO

Kimi Raikkonen (Ferrari), con una gran autoridad, se ha impuesto en el Gran Premio de Malasia y estrena su casillero de triunfos en el presente año.

Los Ferrari han dominado a placer desde el banderazo de salida y si no fuera por el abandono de Massa en la vuelta 30 hubieran logrado el doblete. Kubica y Kovalainen, que han completado el podium, no han podido dar nunca la sensación de atrapar a Raikkonen, quien adelantó a Massa tras el primer repostaje y después mantuvo las distancias. Por atrás, Alonso entraba en los puntos con una octava plaza que cada día que pasa parece el techo de la marca francesa por ahora.

Otro error en McLaren

Uno de los perdedores de la jornada ha sido Lewis Hamilton. Un mal primer repostaje le penalizó con más de 10 segundos y después se vio incapaz de adelantar a ningún piloto en pista. Lo hizo con Heidfeld y Webber después de la segunda parada pero aunque en el tramo final apretó a Trulli, se quedó sin premio y se tuvo que conformar con la quinta plaza que, al menos, le permite mantener el liderato del Mundial con tres puntos de ventaja sobre Raikkonen y Heidfeld.

Mala salida y lucha por los puntos

Alonso, después de que el día anterior se beneficiara por la doble sanción a los McLaren sólo aguantó con la séptima plaza hasta la segunda curva. Ahí ya se había visto superado por los dos coches de la marca británica y David Coulthard. Le devolvió la maniobra al escocés pero después ya no fue más arriba y estuvo peleando por entrar en los puntos. El adiós de Massa le abrió esa puerta y aunque luchó al final con Webber por ser séptimo no pudo con el australiano.