ALONSO SALE SEPTIMO

Fernando Alonso declaró nada mas terminar la sesión de clasificación del Gran Premio de Turquía, en la que fue séptimo, que todo había ido "más o menos como estaba previsto". "Nuestro objetivo era entrar en la Q3 y lo hemos logrado. Teníamos medio segundo de ventaja sobre el undécimo. El séptimo puesto es lo que esperaba y a ver si en carrera les plantamos cara a algunos y logramos adelantar posiciones", añadió el piloto de Renault.

"El viernes íbamos algo mejor" continuó, "pero en la calificación hemos sufrido. Basta con mirar a mi compañero, que ha sido decimoséptimo. La verdad es que esperábamos algo más del coche, pero hemos conseguido una gran mejora. Ahora podemos luchar con los de cabeza y así podemos divertirnos".


Objetivo: los puntos

Comentó el piloto de Renault que "el objetivo para la carrera es terminar en los puntos, entre los ochos primeros". "Sé que es complicado. Aprovecharemos la oportunidad que se nos presente con los coches de delante", afirmó.

Asimismo, el bicampeón del mundo, que ha dado un salto apreciable con las mejoras aerodinámicas introducidas en Montmeló, consideró como "vital" para sus aspiraciones la salida de este domingo y recordó que "es importante no olvidar dónde estaba el equipo hace tan sólo dos  carreras".

Sobre las imágenes de televisión mostradas al final en las que salía en la trayectoria del brasileño Felipe Massa, dijo: "Yo estaba en mi vuelta de calentamiento y por eso iba más despacio, para que mis neumáticos cogieran temperatura, y me pasó Massa cuando pudo. No ocurrió nada más".

Con respecto a la carrera, el asturiano dejó claro que es consciente de sus opciones: "Los seis primeros puestos son difíciles de  alcanzar. La lucha habría que centrarla en intentar ganar a Webber".